Se pone fin a las ¨partidas secretas”: MAV

En la Cámara de Diputados se aprobó ponerle fin a las “partidas secretas” en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) destinadas al Presidente de la República, informó el legislador federal, Marcos Aguilar Vega.

“Los legisladores avalamos, por unanimidad de 437 votos, este dictamen que reforma el Artículo 74 de la Constitución para que el Presidente de la República no pueda solicitar por escrito la asignación de recursos que no puedan ser fiscalizados”.

Aguilar Vega explicó que en un Estado democrático, existen hoy tres componentes que la Constitución y se refieren a la transparencia, a la rendición de cuentas y al acceso a la información pública.

“Estos tres componentes que hoy ya existen en la Constitución y que han sido aprobados previamente por el Constituyente Permanente, encuentran en la partida secreta un obstáculo para cumplir su cometido al que está haciendo referencia como objetivo esta iniciativa”.

Señaló que cuando nos referimos a la partida secreta es a ese fondo multimillonario que el Presupuesto Federal asignaba a la Presidencia de la República, un fondo que era sinónimo, sin duda alguna, y sigue siéndolo por estar en el texto constitucional, de corrupción, de opacidad, de discrecionalidad y en muchos casos de desviación de recursos públicos para fines distintos a los que tiene le Estado al servir a los ciudadanos.

“Quién encabece la Presidencia de la República, como cualquier otro servidor público, debe ajustarse a estos cinco principios establecidos en la propia Constitución y debe hacerlo para poner el ejemplo”.

Esta iniciativa reforma y modifica el párrafo cuarto de la fracción IV del artículo 74 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a fin de prohibir la partida secreta.

En el pasado, el Ejecutivo federal podía utilizar los recursos de la partida secreta discrecionalmente, hoy los legisladores del PAN se suman a eliminar esta práctica.

Dijo que los votos de Acción Nacional fueron a favor de esta iniciativa para que sea una realidad, y con ello se elimine otro privilegio más que existe en la Carta Magna que nos permita acercarnos en términos de sensibilidad a quienes representamos, que son los ciudadanos y quienes demandan principalmente un nuevo modelo democrático para la República Mexicana.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario