Enfermería en Querétaro: Una profesión desvalorizada que reclama por reconocimiento

En Querétaro, cerca de 100 enfermeros provenientes de diversas instituciones del sector salud marcharon enérgicamente desde el Hospital del IMSS, ubicado en la esquina de Zaragoza y 5 de febrero, hacia la explanada de Plaza de Armas.

Su objetivo era claro: exigir el respeto y reconocimiento que merecen como profesionales de la salud, así como la dignificación de su trabajo y la valoración de sus amplias, desde técnicos hasta doctores. Esta movilización se produjo en respuesta al rechazo del tabulador del OPD IMSS BIENESTAR.

Los manifestantes hicieron un llamado a los sindicatos, colegios, a la comisión permanente de enfermería y a diversas instituciones que representan al personal de salud, instándoles a exigir a las autoridades correspondientes un trato justo y, sobre todo, el establecimiento de bases sólidas para aquellos que , después de años de dedicación, merecen un reconocimiento digno.

Entre las consignas que resonaron en la marcha, destacaron frases como “Si no hay respuesta, paro nacional”, reflejando la creciente frustración y descontento de los enfermos respecto a la falta de atención que han recibido. Asimismo, se coreó con fuerza “Enfermería unidad, jamás vencida”, subrayando la solidaridad será y cohesión de este gremio en su lucha por mejores condiciones laborales.

Los profesionales de enfermería han expresado su indignación al proclamar “Mi vocación no significa explotación”, evidenciando el agotamiento y el trato desfavorable al que se ven sometidos en su labor diaria. Además, hicieron en la necesidad de recibir un “salario justo a la licenciatura”, ya que consideran que su trabajo va más allá de un simple oficio, siendo una verdadera profesión que requiere de estudios y habilidades especializadas.

La situación actual deja en evidencia una falta de reconocimiento y valoración hacia quienes ejercen la enfermería en Querétaro. A pesar de ser un pilar fundamental en el sistema de salud, su contribución a menudo pasa desapercibida y su trabajo es subestimado. La labor incansable, el sacrificio y la dedicación de estos profesionales no pueden ser ignorados ni menospreciados.

Es urgente que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto y brinden respuestas concretas a las demandas de los enfermos en Querétaro. La remuneración adecuada, el reconocimiento de sus capacidades académicas y la mejora en sus condiciones laborales son aspectos esenciales para garantizar la calidad de la atención médica y el bienestar tanto de los profesionales de enfermería como de la población en general.

La voz de estos manifestantes no debe caer en oídos sordos. Es momento de valorar y reconocer el arduo trabajo que realizan un día a día para cuidar de la salud de la comunidad. La enfermería en Querétaro necesita un cambio real y tangible que refleje la importancia que tienen en el sistema de salud y la sociedad en su conjunto.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario

+ 37 = 39