Home » Educación » Estudiantes de Medicina analizan bio-compatibilidad de cementos para uso odontológico

Estudiantes de Medicina analizan bio-compatibilidad de cementos para uso odontológico

La investigación pretende desarrollar materiales odontológicos para tratamientos con menor riesgo de infecciones y más duraderos para la salud de los pacientes.

Con la finalidad de mejorar la calidad y efectividad de materiales odontológicos, las estudiantes de la Licenciatura en Odontología, Brenda Núñez Ramírez, Margarita Islas Mondragón y Ernesto Cuén Lara de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), realizaron la investigación “Evaluación de la bio-compatibilidad de materiales odontológicos adicionados con quitosano”.

Este trabajo, que forma parte del Fondo de Proyectos Especiales de Rectoría (FOPER), tiene el objetivo de evaluar materiales odontológicos con “quitosano”, una sustancia que se extrae del exoesqueleto de los crustáceos y que tiene propiedades antimicrobianas y de bio-compatibilidad, para posteriormente, obtener materiales más adecuados que puedan ser utilizados en la práctica clínica, lo que se verá reflejado en mejores tratamientos y en consecuencia, en un mejor pronóstico para los pacientes.

En ese sentido, Núñez Ramírez indicó que: “Actualmente, dicha sustancia ya ha sido probada en la medicina en cuanto a la cicatrización de heridas y en enjuagues bucales; es decir, ya está en el mercado. Nosotros pretendemos aplicarla a los materiales odontológicos para tratamientos dentales.”

Asimismo, explicó que “el quitosano fue evaluado primero in vitro (con células) y nuestro proyecto fue la segunda fase; evaluarlo in vivo con ratas de laboratorio. Se espera una tercera fase para experimentarlo en los molares de los roedores, y si las pruebas siguen siendo positivas se podría considerar realizar pruebas clínicas.”

La egresada describió que dichos materiales están en constante evolución en busca de las propiedades ideales que aseguren mejores procedimientos por parte de los odontólogos y señaló que el “quitosano” cuenta las características necesarias.

En su intervención, la alumna Islas Mondragón manifestó que derivado de este proyecto, se obtuvieron tres tesis y que aún falta profundizar en otras propiedades que pudieran también ser mejoradas con la adición de este producto, como es la capacidad antimicrobiana y antifúngica; por lo tanto, recalcó que hay más investigaciones que podrían derivarse de ese trabajo.   

En cuanto al FOPER, las universitarias puntualizaron que los fondos fueron utilizados para equipar y acondicionar un área quirúrgica para roedores en el laboratorio de investigación de la licenciatura y posgrados de odontología y aseguraron que actualmente, con el equipo y material adquirido, otros estudiantes y pasantes realizan sus propias investigaciones. Finalmente, reconocieron que gracias a estos fondos, se promueve y se incentiva la investigación en México y que es un orgullo que sea desde su propia Universidad.

About admin

Deja un comentario

Tu dirección de mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Marques Lluvias 728