Las relaciones poliamorosas han existido desde hace tiempo solo falta legislar: Walter López

Las relaciones amorosas entre más de dos personas o poliamorosas son un fenómeno que existe en el país desde hace mucho tiempo, señaló el vocero del Frente Queretano por el Derecho a la No Discriminación y el Estado Laico y Visible, Walter López.

Dijo que son los jóvenes los que han roto el binarismo en las relaciones entre parejas y de construcción de familia, un concepto que se había mantenido en la cultura mexicana.

“Esto es un paso más porque los jóvenes están rompiendo este binarismo, culturalmente, y esta es la representación de algo que ya existía en este país, pero no estaba legalizado”, comentó.

Lo anterior, luego de que en Puebla un juez federal otorgó un amparo a un ciudadano para que las autoridades del estado le permitan casarse o ejercer el concubinato con dos o más personas, es decir, para vivir en una relación poliamorosa o familia plural.

Cuestionado al respecto, Walter López expresó que en los mormones y otros grupos sociales y de otros tipos han practicado este modelo de familia plural.

Desde su punto de vista, implica una aceptación más de la ampliación de la diversidad familiar, como se han aceptado las madres o padres cabeza de familia o que los menores vivan con abuelas o abuelos.

Aunque reiteró que este modelo de familia ya está en la realidad en México desde hace mucho tiempo, pero ahora, con la decisión del juez se institucionaliza.

“El 50 por ciento de las familias en este país no son la familia tradicional de papá, mamá e hijos. Ahora se viene a aceptar un modelo más de familia mexicana, lo que paso en Puebla ya ha existido toda la vida, simplemente ayer se institucionaliza a un matrimonio de tres personas”, expresó.

Sin embargo, afirmó que un matrimonio implica responsabilidad por las obligaciones y derechos que se adquieren.

Walter López comentó que la institucionalización de las relaciones plurales son una evolución en el establecimiento legal de la diversidad, pues primero se permitieron las sociedades de convivencia, después los matrimonios entre personas del mismo sexo y ahora las relaciones poliamorosas.

Reiteró que se hacen cada mes más evidentes estos modelos y realidades de familia que no eran visibilizados y, al mismo tiempo, consideró necesario que el sistema jurídico se vaya adaptando para garantizar los derechos a estas relaciones entre personas.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario

5 + 1 =