Querétaro podría pasar al semáforo amarrillo de COVID-19 en agosto

Querétaro podría pasar al semáforo amarrillo del riego epidemiológico por COVID-19 en agosto, aproximadamente, lo cual permitiría mayor flexibilidad en apertura de establecimientos y aforos, aseguró la directora de servicios de salud del estado, Martina Pérez

Mencionó que se permitiría la apertura de museos, teatros y realización de eventos culturales con un aforo del 50 por ciento, además de que se incrementaría la afluencia permitida en centros comerciales de hasta el 50 por ciento.

También, con el semáforo en amarrillo en el estado se permitiría realizar eventos masivos con un aforo del 50 por ciento

Además, las personas de los grupos vulnerables podrían regresar a laborar en sus centros de trabajo, aunque haciéndolo aplicando medidas sanitarias; además de que los trabajadores de los gobiernos podrían regresar a sus espacios de trabajo, pues actualmente algunos laboran desde casa.

Sin embargo, en esa fecha no se podrían reiniciar las clases presenciales, tendrían que iniciar el nuevo ciclo escolar a distancia, ya que esta actividad solo podría regresar en el semáforo verde, aplicando medidas sanitarias, como filtros al ingreso a los centros escolares.

Además, el cambio de color de semáforo dependerá el comportamiento epidemiológico y lo que informe la federación, afirmó la funcionaria.

A una semana del desconfinamiento, la directora señaló que hasta ahora se ha registrado un comportamiento adecuado de las empresas y la sociedad a partir de que se determinó a la entidad en el semáforo naranja, lo cual permitió la apertura con restricciones de algunas actividades no esenciales.

Detalló que la Dirección Contra Riesgos Sanitarios ha inspeccionado alrededor de 140 establecimientos, aplicando 3 suspensiones por no cumplir con el criterio de no apertura o implementar medidas sanitarias y se han hecho 92 recomendaciones para cumplir con las medidas y protocolos de sanidad.

Refirió que el comportamiento epidemiológico es estable de la epidemia en el estado, aunque es un padecimiento nuevo y no se conoce de nuevo su rumbo y con el aumento de movilidad podría haber más casos de COVID-19, por lo cual considero que el sector salud del estado está preparado para atender a los ciudadanos en caso de que esto suceda, con camas y ventiladores, además de una capacidad para realizar hasta 500 muestras diarias.

Finalmente, Martina Pérez señaló que ante el hecho de que el COVID-19 se sumará a las enfermedades respiratorias agudas será necesario presupuestar en un futuro gastos naturales en la atención de pacientes de este tipo, pese a que exista alguna vacuna o medicamentos, toda vez que podrían seguir habiendo enfermos

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario