Se presenta la segunda muerte en hospital de SJR por negligencia

La Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ), inició una queja el pasado seis de noviembre, en contra del hospital general de San Juan del Río, por la muerte de una mujer, tras acudir a realizarse una operación ginecológica, indicó el ombudsman Miguel Nava, quien aseveró que el caso se suma a la recomendación emitida por la CNDH, derivado de la muerte de otra fémina por negligencia.

IMG-20151117-WA0007

Con el expediente DDH/265/2015/AD, el esposo de la fallecida exige que se sancione por la negligencia médica, pues ésta acudió para que le realizarán una extracción de miomas en la matriz, sin embargo tuvo otras intervenciones quirúrgicas, por perforación intestinal, hasta concluir en la muerte.

“Tenemos denunciado hace unos días, una situación de que una mujer entra por una atención ginecológica y sale muerta del hospital, es un asunto del dominio público. Una persona acude para una operación ginecológica, no de parto y resulta ser que tuvo otras complicaciones, al parecer, producidas por la propia intervención quirúrgica, y la tienen que volver a abrir y tiene otra complicación”.

El defensor del pueblo, afirmó que se denunciaron los hechos ante el Ministerio Público y la queja no  fue de oficio, sino que la presentó el esposo de la imputada, por los hechos ocurridos a finales del mes de octubre pasado.

“Aquí en Querétaro, han existido problemas, al parecer se fueron corrigiendo pero estos datos concretos, nosotros los denunciamos a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), recordemos que la DDHQ es un organismo público que atiende violaciones a los derechos humanos de naturaleza administrativa, como organismo acudimos a las instancias para efecto de denunciar hechos”.

Añadió que hasta octubre del 2015, el hospital general de San Juan del Río tiene dos quejas, derivado de la recomendación que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por la muerte de una paciente de 38 años en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Respecto al caso, aseveró que desconoce si la queja se presentó primero en la DDHQ, sin embargo al ser el IMSS, una dependencia federal, es competencia del organismo público nacional.

“Lo verificaré, pero el IMSS al ser una institución federal, la CNDH es la competente para conocer, hemos tenido muchos problemas en el sector salud, no en el IMSS propiamente, sino en la Secretaría de Salud del estado, en el hospital general, hemos recomendado, siguen llegando las quejas, sobre todo por una deficiente atención a las personas que están embarazadas y tenemos quejas en ese hospital”.

Y es que, según la CNDH se emitió una recomendación al titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Antonio González Anaya, por la muerte de una mujer embarazada en el hospital de San Juan del Río.

La cual tenía 35 semanas de embarazo y falleció por “omisiones atribuibles a personal del Hospital General de Zona 3 en San Juan del Río, Querétaro”, detalla el informe.

“Este organismo nacional halló evidencias suficientes para acreditar violaciones al derecho a la protección de la salud materna y a la vida en agravio de la mujer, atribuibles al personal del nosocomio”, menciona el documento.

La recomendación indica que el 27 de julio de 2013, la mujer ingresó al área de Urgencias del hospital con un ligero sangrado, por lo que se ordenó el internamiento, pues se le informó a su esposo, que al día siguiente se le practicaría un ultrasonido.

Al día siguiente, su esposo la visitó y se retiró luego de comprobar que la mujer estaba bien y que se había detenido el sangrado. Sin embargo, el mismo día por la tarde, le informaron que había fallecido.

El informe explica, los médicos le señalaron al esposo, que le habían practicado a la víctima, una cesárea vía abdominal para el nacimiento del bebé y la mamá presentó una hemorragia (que por falta de pericia, no pudo ser identificada ni controlada), ocasionando tres paros cardiorrespiratorios.

La CNDH observó que desde el momento en que ingresó la mujer al hospital, hasta que fue sometida a la cesárea, hubo diagnósticos incompletos y retraso en la atención, a pesar de que el bebé nació en buenas condiciones.

“Con base en los dictámenes médicos, esta comisión nacional estableció que transcurrieron 16 horas desde que la mujer fue hospitalizada, hasta que se realizó el ultrasonido, por lo que hubo un retraso en el diagnóstico de certeza”.

El documento de la recomendación agrega que “Los médicos, de quienes en algunas notas médicas no existe nombre completo, hora, revisiones, estudios de laboratorio y de histopatología, subestimaron el manejo médico de la agraviada, al no tomar en consideración que el ultrasonido, evidenció la presencia de placenta previa”.

Recomendación

La CNHD pide al titular del IMSS, reparar los daños al esposo de la víctima y de sus tres hijos, incluyendo el pago de una compensación, así como la atención psicológica.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario