SIN MAYORES CAMBIOS LA LXIII LEGISLATURA

TRAS LA VERDAD

 

Los electores volvieron a ratificar la correlación de fuerzas políticas en las pasadas elecciones. Sin mayores sorpresas la composición de la LXIII Legislatura Federal volverá a trabajar casi con el mismo número de legisladores por partido político.

Al menos en lo que concierne a la Legislatura Federal, los electores volvieron a ratificar a cada partido en su estatus quo, lo que no en nada se parece a la elección local por supuesto, en donde el PRI casi pierde todo ¿Caprichos o sabiduría del electorado? Esa respuesta parece aun estar en el aire, pronto habrá más análisis al respecto.

Los electores bien saben jugar con sus fichas electorales, aunque se equivoquen en el juego, a fin de cuentas es de ellos y ellos deciden por una mayoría simple a quien darle o quitarle la confianza para que gobierne o legisle.

Ahora que el Consejo General del INE, acorde con los tiempos procesales definió la distribución o repartición de las diputaciones por la vía plurinominal a los partidos políticos que contendieron en las elecciones del pasado junio, los grupos parlamentarios quedaron definidos. Veamos en comparación con la actual Legislatura Federal, como quedaron distribuidos esos grupos que ya preparan sus agendas legislativas.

El PRI, de 214 diputados federales bajó a 203. Perdió 11 ¡La vida política para otros partidos como el PT! que desapareció jurídicamente por no alcanzar el 3% de los votos. Por su parte el PAN, también perdió legisladores, de 113, bajó a 108; 5 menos y para como están las cosas, esos 5 pueden hacer mayoría o minoría, según el caso.

El Partido de la Revolución Democrática, después de la traición y ambición de Amlo, quien ha estado alimentando el partido de su propiedad con la “sangre” del PRD, fue el que perdió en una altísima proporción, de 99 diputados que tenía al inicio de esta Legislatura, se quedará con 55 y con posibilidades de que siga bajando ¡Crimen político! Pero como no es sancionable, el delincuente puede seguir viviendo tranquilamente, sin remordimiento alguno; por el contrario con una salvaje sed de venganza para acabar con el partido que le permitió la vida política, con el partido que lo hizo gobernador del DF y dirigente nacional.

Y el hijo de Amlo, Morena, de 12 diputados –experredistas, algo inusitado e ilegal en esta LXII Legislatura- que le robó al PRD, logró en su primera elección 35 legisladores federales ¡Y va por más! Este número y la influencia pecaminosa que ejerce sobre otras fuerzas políticas, le permitirá manipular a MC y el remanente del PT, para las votaciones legislativas; encabezando en la Cámara el grupo radical de la izquierda mexicana, grupo sin razón dedicado a la cerrazón.

La gran sorpresa para los disidentes al PVEM, algunos que se dicen “intelectuales” que promovieron la desaparición de este partido, se quedaron con el “palmo de narices”, más bien frustrados al darse cuenta que no solo no desapareció del mapa político; creció en número de diputados, de 27, pasó a 47, aumentó en 20 su representación en la Cámara de Diputados. De tal suerte que el hasta hoy aliado del PRI, bien podría hacer el 50% de los votos del total de 500 diputados.

Movimiento Ciudadano que en Querétaro está por perder el registro por no alcanzar el 3% de la votación total válida en el Estado, a nivel nacional creció de 12 a 24 diputados; eso podría significar que los políticos de este partido no son vistos de la misma forma en Querétaro, de ahí el castigo del electorado al bajar en su votación.

El Partido de los maestros, Nueva Alianza, aumentó un legislador, pasó de 10, a 11, así que logró un pequeño pero sustancial aumento, comparado con PRD que perdió casi el 50% de sus legisladores. La sorpresa fue el PES, quien de la nada consiguió 8 diputados federales. Por último, el PT, que perdió su registro como partido, de 11 legisladores bajó a solo 6. Manuel Bartlet Díaz, expriista recalcitrante, hoy petista, podría cambiar de bancada ahora que no tendrá partido que representar. Y los independientes apenas alcanzaron 1 diputado.

Esta es la representación popular de los mexicanos en la LXIII Legislatura Federal y ya los grupos parlamentarios hablan de sus agendas legislativas, entre los álgidos y críticos temas todos comentan el fiscal, aunque nadie atina a decir en qué consistirá, seguramente todos pretenderán bajar el pago de impuestos como medida para atraer votos para las elecciones de 2016 y 2018. Seguramente así será.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario