Suman mil 297 suspensiones realizadas por la Unidad Especial Anti-COVID-19

Mediante los operativos realizados y las llamadas ciudadanas al 9-1-1, atendidas del 26 de julio al 3 de agosto, la Unidad Especial Anti-COVID-19 llevó a cabo 39 suspensiones y ocho dispersiones ante el incumplimiento de medidas preventivas sanitarias que fortalecen la estrategia estatal para mitigar los efectos de la pandemia.

Del 17 de junio de 2020 al 3 de agosto de 2021 suman mil 297 establecimientos suspendidos y 568 dispersiones de eventos por incumplir las medidas sanitarias.

Asimismo, la Unidad ha hecho 22 mil 216 verificaciones y ha emitido 29 mil 275 recomendaciones sobre los protocolos de seguridad que deben cumplirse para prevenir la enfermedad COVID-19.

Además ha realizado 31 mil 660 visitas de fomento sanitario en las que se difunden medidas de prevención y promoción de la salud a dueños, empleados y usuarios o clientes de establecimientos con el fin de reducir riesgos epidemiológicos.

Del 26 de julio al 3 de agosto, en el municipio de Querétaro, se suspendieron 14 establecimientos: dos taquerías, uno de máquinas tragamonedas, uno con venta de carnitas, una purificadora de agua, una carnicería, un salón de eventos en un hotel, una escuela de natación, una pollería, dos restaurantes, un bar, un consultorio médico y un salón de fiestas.

En el municipio de San Juan del Río se suspendió un establecimiento con venta de alimentos, uno con venta de semillas y granos, una tienda de ropa, una heladería, una ferretería, una miscelánea, una cervecería y un restaurante.

En el municipio de Corregidora se suspendieron seis establecimientos: tres taquerías, dos gimnasios y un salón de fiestas.

En Cadereyta de Montes se suspendió una taquería y un restaurante bar; en El Marqués se suspendió una frutería, una miscelánea y un salón de fiestas; en Ezequiel Montes se suspendieron dos establecimientos con venta de gorditas y un bar; en Landa de Matamoros se suspendió una purificadora de agua; y en el municipio de Peñamiller se suspendió una taquería y un centro botanero.

Además, la Unidad Especial Anti-COVID llevó a cabo siete dispersiones en el municipio de Querétaro y una en el de Corregidora por incumplir con protocolos de prevención para la enfermedad.

En el mismo periodo, a través de los Auxiliares de Verificación Sanitaria, se realizaron 901 visitas de fomento sanitario y se visitaron 96 establecimientos que ya se encontraban cerrados.

La Unidad Especial Anti-COVID-19 continuará con las supervisiones de manera aleatoria en establecimientos en el estado, con el objetivo de mitigar los contagios por esta enfermedad; también se mantendrá la atención a los reportes ciudadanos presentados a través de la línea de emergencias 9-1-1, para acudir a instituciones bancarias, centros comerciales, e incluso a reuniones sociales donde no se cumplen las medidas establecidas por las autoridades sanitarias.

 

 

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario