Emiten recomendaciones a madres durante el embarazo

La Secretaría de Salud (SESA) del estado de Querétaro informa que el embarazo es el periodo en el que se forja el futuro de un nuevo ser humano, quien dependiendo de sus cuidados, será un recién nacido con mejores oportunidades para su desarrollo integral, tanto físico, psicológico y social. Por ello, una parte trascendental es el consumo adecuado de alimentos, así como el mantener la actividad física.

El hacerlo de forma correcta, permite que el desarrollo de los tejidos fetales mejore su pronóstico en la prevención de las enfermedades crónicas como son la diabetes mellitus e hipertensión arterial. Durante el embarazo, es necesario buscar la mejora de la alimentación familiar, ya que es trascendental por lo siguiente:

·       Se debe aportar los nutrientes necesarios para mantener la salud de la madre, y con ello prevenir las enfermedades que pudieran complicar la evolución de la gestación o dejar daños permanentes una vez que se resuelva el parto.

·       Cubrir las necesidades biológicas que favorezcan la formación de tejidos y el desarrollo neurológico, promoviendo la salud fetal buscando evitar defectos al nacimiento.

·       Con el binomio materno fetal se busca prevenir el desarrollo futuro de enfermedades crónicas; y promover que ambos alcancen su máximo desarrollo intelectual y físico.

El proceso de embarazo, bajo condiciones ideales debe iniciar antes de la gestación, cuidando la alimentación y el ejercicio, y buscando mantener un peso adecuado preconcepcional.

Una vez que se confirme el embarazo, se debe vigilar una ganancia adecuada de peso, aunque sabemos que habrá una ganancia importante, el incremento mayor al estimado pone en riesgo la salud materna-fetal. Se debe asistir al Centro de Salud a control prenatal para que se realice la toma de peso de forma continua y se efectúe una evaluación general.

Es importante el consumo de alimentos de amplia variedad, que aportan los suficientes nutrientes y cubran las necesidades materno-fetal. En el contexto general se debe disminuir el consumo de grasas saturadas, es decir, deben evitar alimentos fritos en todas sus presentaciones.

Además de fomentar el consumo de proteínas de origen animal, frutas y verduras. Incluso, durante la consulta prenatal se proporcionan una serie de suplementos alimenticios que contienen ácido fólico, vitamina D y C, hierro, calcio, zinc, entre otros, que favorecen la formación de tejidos, muy en especial aquellos que formarán el sistema nervioso del recién nacido.

La SESA del estado de Querétaro emite las siguientes recomendaciones generales:

El periodo de embarazo no es el mejor periodo para perder peso, por ello no se debe consumir dietas pobres en calorías sin supervisión, esto afectará la salud materno-fetal.

·       Se recomienda fraccionar los alimentos en cuatro a cinco comidas al día.

·       Aumentar la disponibilidad de hierro, mediante consumo de carnes rojas, vitamina C al momento de comer, evitar el consumo de té al momento de la toma de alimentos ya que disminuyen la absorción de hierro, se recomienda consumirlos una hora después.

·       Aumentar el consumo de verduras.

·       Evitar consumo de alimentos chatarra, en especial consumirlos como colación ya que generalmente son ricos en grasa y carbohidratos, por lo que su aporte nutricional es muy bajo.

·       El consumo de alcohol está prohibido.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario

+ 27 = 30