Algunos predios restituidos son de docentes del SUPAUAQ

La secretaria de gobierno del estado, Guadalupe Murguía, se reunió con integrantes del SUPAUAQ, representado por el secretario general, Ricardo Chaparro, con el fin de que este sindicato conoza los pormenores de la restitución de predios de La Cuadrilla de Juriquilla y se identifique a los maestros del sindicato que tienen la propiedad legítima de los predios desocupados.

La funcionaria mencionó que se desocuparon los predios para restituirlos a las y los maestros y administrativos de la UAQ que son propietarios legítimos de los mismos.

El sindicato de la UAQ buscó al gobierno del estado con la finalidad de identificar a las y los maestros a los que se les asignaron los terrenos.

Esto porque algunos docentes solicitaron al sindicato se les pusiera en posesión jurídica de aquellos predios que se les dio en su momento, a través del enlace de la Secretaria de Gobierno y que sus predios formen parte del proceso del urbanización.

Por su parte, Ricardo Chaparro, señaló que, hace más de 40 años, se proveía de terrenos a docentes, como parte de resoluciones de acuerdos laborales.

Indicó que el sindicato solicitó información a gobierno del estado para identificar a los docentes que están asociados a los terenos restituidos.

Después de esto se detectó a un grupo, de por lo hemos, 25 profesores que estarían relacionados con los predios desocupados este miércoles.

“Heremos una corrobación de listas de quienes están haciendo las peticiones y de quienes se les está resolviendo su situación y se observará como se les puede apoyar”, comentó.

El secretario recordó que las y los maestros que se integran al SUPAUAQ forman parte de manera vitalicia a este sindicato, aunque no estén activos.

“Agrdecemos la postura de la secretaria de gobierno en acercarse y dar solución a estos conflictos”, refirió.

Indicó que los terrenos desocupados no son del sindicato, son predios que se asignaron en su momento a maestros miembros del SUPAUAQ y trabajadores del STEUAQ.

Afirmó que los docentes, la mayoría jubilados, promovieron de manera individual el proceso judicial para desalojar a las persona que ocupaban sus predios.

En algunos casos, los predios no están asignados a los docentes, sino a sus hijos o familiares que generaron el derecho de posesión, debido a que los maestros fallecieron.

“Estamos hablando que en los 70s estos docentes tenían 30 a 40 años y son profesores que tienen 70 o 80 años, y con 20 años, al menos de jubilados”, indicó.

Tanto los docentes como las familias de aquellos que fallecieron promovieron la demanda de sucesión, a través de una denuncia de despojo.

Cabe señalar que también algunos predios son propiedad de trabajadores administrativos de la UAQ y de la USEBEQ.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario

+ 54 = 58