AMLO POR UN PRI LEGISLATIVO DISMINUÍDO Y DIVIDIDO

Alejandro Moreno Cárdenas, diputado federal y dirigente nacional del PRI, niega que por presiones del presidente se vayan a dividir, que los priistas trabajarán en “bloque monolítico” en la iniciativa de reforma energética. Sin embargo, convocarán a un parlamento abierto y decidirán su voto hasta diciembre. 

Claudia Ruiz Massieu, senadora por el PRI, aseguró por anticipado que no irán con la iniciativa presidencial. Poco después Miguel Ángel Osorio Chongo, coordinador de la bancada priista respaldaría a su homóloga, asegurando que el “bloque de contención”, conformado por el PAN, PRI y PRD se mantendrá unido en el Senado.  

Alejandro Moreno reconoce que hay diferentes posturas dentro de la bancada de diputados, pretendiendo justificar lo injustificable, que son a “título personal”. La confesión del priista encierra una aberrante contradicción al afirmar que irán en “bloque monolítico”, pero en su bancada hay quienes piensan distinto: a “título personal” ¿En entonces? ¿Van o no van unidos? 

En tanto que en el Senado los priistas no piensan igual, no esperarán al “parlamento abierto” para tomar la decisión, privilegian la unidad del “bloque de contención”, así lo aseguró Osorio Chong. 

Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la bancada de Morena en el Senado, al darse cuenta de su derrota legislativa anticipada, adelanta que la iniciativa presidencial podría sufrir modificaciones. Olvidó aquello de: “no se le mueve ni una coma a la iniciativa del presidente”. Esta vez prefiere los consensos que el rechazo a la iniciativa ¿Hasta dónde cederán las partes? 

Después de la segunda estrepitosa derrota en las urnas (2018 y 2021), la cúpula del PRI no ha logrado entender el mensaje del electorado, resulta que entre los diputados federales no se ponen de acuerdo; no hacen caso a su dirigente nacional, menos al coordinador de la bancada, Rubén Moreira. Con apenas 71 diputados federales no logran la otrora unidad partidista. Ahora resulta que hay “opiniones a título personal” en el grupo parlamentario de la Cámara de Diputados; a eso se le llama división. 

El fraccionamiento que promovió el presidente de la República entre los diputados priistas, le está dando buenos frutos, al menos hasta hoy. Parece que en la Cámara de Diputados no funciona el “bloque de contención”, a pesar de que, esa alianza les permitió no perder más escaños. Después de 3 años en el Senado, una vez que se han dado los movimientos entre las bancadas, sabe López Obrador que ahí no tiene la posibilidad de incidir.  Por eso no juega ni apuesta con los senadores, su objetivo está entre los “novatos” diputados federales. Aunque, al final del camino si el Senado no aprueba su iniciativa, todo queda en “intentona”. La nueva bancada de los senadores “plurales” no se ha manifestado, son 5 votos que nadie sabe el rumbo tomarán. 

AMLO no se cansa de ofender a los legisladores, sin distingo, ahora los califica de “traidores a la patria” si no aprueban su iniciativa y no defienden el pretendido monopolio del mineral denominado litio. El presidente afirmó: “Para que no se hagan ilusiones con el litio, de que si hay un acto de traición a la patria y no se aprueba el que el litio esté en manos de la nación de todas maneras vamos nosotros a negar cualquier solicitud de posesión para la explotación del litio”. 

Dados los traspiés de López Obrador, es por ello que Ricardo Monreal adelantó la posibilidad real de meterle mano a la iniciativa presidencial. No se sabe si la modificarán, qué cambios de fondo sobre la manipulación del presidente. Hasta entonces sería factible la aprobación; tal y como se encuentra redactada la iniciativa de decreto, es imposible que pase la frontera de la votación calificada en el Senado. 

Héctor Larios, secretario general en funciones de presidente del PAN, aseguró que, aunque pueda ser aprobada la iniciativa en la Cámara de Diputados, en el Senado la rechazarán. Categórico, sin titubeos se suma a la postura de Claudia Ruíz Massieu y Miguel Ángel Osorio. Duda sobre la “unidad granítica” del PRI en la Cámara de Diputados. 

El desesperado de AMLO se vio obligado a meterse con la defensa del litio, por momentos olvidó la reforma eléctrica. No corre ninguna prisa la aprobación o rechazo de la iniciativa. Por lo pronto, parece más interesante probar la resistencia de la unidad entre priistas en la Cámara de Diputados, que la iniciativa. 

Algunos apuestan a una mayor división del PRI, a eso juega López Obrador, lo que conlleva un mayor debilitamiento de los escuálidos priistas, muchos de ellos sin convicción partidista. Por esa razón, se adelantó Alejandro Moreno, a realizar cambios en la dirigencia nacional de su partido, tratando de evitar la desaparición de su instituto político. 

Héctor Parra Rodríguez 

Entradas relacionadas

Un comentario sobre “AMLO POR UN PRI LEGISLATIVO DISMINUÍDO Y DIVIDIDO”

Dejar un Comentario