Ex funcionaria de Querétaro, denunció hostigamiento de parte de elementos de la FGE

A través de un comunicado de Prensa, Estela Valenzuela Garcia, ex Coordinadora de Comunicación Social en la administración municipal Querétaro durante el periodo 2015-2018, acusó de hostigamiento a personal de la Fiscalía General del Estado contra su persona, tal y como ha ocurrido aparentemente con algunos de sus ex compañeros de gabinete.

A continuación la transcripción íntegra del comunicado de Prensa.

“Como mujer y profesionista toda su vida me he dedicado al periodismo y a la comunicación, desde los 20 años laboré en medios de información como reportera y conductora en Coahuila y en Querétaro, los últimos años he trabajado en el manejo de la comunicación social en todos los Poderes del Estado, y en el municipio de Querétaro, hoy colaboró en la también en la edición de un medio digital, lamentablemente este día estimo conveniente denunciar algunos hechos que consideró importantes debido a los atropellos y posibles consecuencias que pudieran tener para mi persona y familia.

Los últimos 11 años colabore con Marcos Aguilar como responsable del manejo de medios de comunicación.
Hace un mes, el ex secretario de Gestión Delegacional, Carlos Silva Reséndiz y colaborador de Marcos Aguilar, fue detenido por el absurdo pretexto de no utilizar cubrebocas dentro de su propio vehículo y fue arrestado.
Hace tres semanas, el ex secretario de Gobierno de Marcos Aguilar, Manuel Velásquez Pegueros, también fue detenido.

Desde hace días, me han compartido que la Fiscalía pretende implementar una serie de medidas en mi contra y de otros ex funcionarios de la administración 2015-2018, de hecho, así lo han reproducido algunos medios de comunicación.

El día de ayer, un vehículo estuvo apostado afuera de mi casa, y este jueves el mismo automóvil con dos personas, estuvo afuera de mi domicilio tratando de revisar mis vehículos sin orden de autoridad competente, por lo que, al percatarme de ello, mi esposo e hijo salieron a preguntar qué estaban haciendo.

Con dificultad los agentes se identificaron y señalaron que pertenecían a la Fiscalía. Reiteró que las personas no portaban ninguno mandamiento por escrito de la autoridad, y señalaron que era revisión de rutina para identificar “autos robados”, “droga” o “armas”.

Mi familia en todo momento estuvo en disposición de apoyarles y dar información. Mis vehículos tienen toda su documentación en regla y están emplacados en Querétaro. Evidentemente no encontraron nada extraño y hasta entonces se retiraron.

Tengo claro que su acecho pudiera obedecer a otras razones, pero lo desconozco, he sido una mujer honesta y los puestos que he desempeñado han sido por mi trabajo y dedicación. Nunca he realizado una conducta ilícita en mi desempeño como servidora pública, pero temo pudieran generar la construcción de conductas que puedan afectar mis derechos humanos fundamentales como la libertad y vida.

Me sorprende que en lugar de investigar feminicidios y otro tipo de actos delincuenciales que tienen lugar, destinen recursos para acosar a las mujeres utilizando a las instituciones de Estado.

Por todo lo antes expuesto, desde mi personal espacio de ciudadana, ejerciendo mis derechos, hago responsables a las autoridades correspondientes en Querétaro, por cualquier situación que pueda ocurrirle a mi persona o a cualquiera de los miembros de mi familia.

El hecho de que desde hace unos días se vengan ejerciendo una serie de amenazas y que las mismas se materialicen con el hecho de haber apostado a dos agentes de Investigación del Delito de la Fiscalía afuera de mi domicilio, sin razón legal alguna, ese solo hecho, da cuenta del hostigamiento del que está siendo objeto mi familia, porque hasta hoy no tengo conocimiento de investigación

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario