Joven comparte experiencia amarga de un intento de violación y negligencia de autoridades

 La semana pasada elementos de la Secretaria de seguridad Ciudadana detuvieron a un joven de 18 años de edad en la colonia Desarrollo San Pablo, supuestamente por estar relacionado con actos de violación en contra de menores de edad, así como delitos relacionados aparentemente con pornografía infantil.

Dicho sujeto acusado por parte de algunas víctimas que acudieron el pasado fin de semana a la Agencia IV del Ministerio Público ya se encuentra en libertad.

A continuación se comparte fragmentos de una de las víctimas de dicho personaje que hoy las autoridades ministeriales lo dejaron en libertad.

 “No me hicieron caso, mi historia parece que no les importó, fui, mi familia me acompañó, estábamos ahí, nos hicieron esperar un par de horas cuando nos tocó declarar, me preguntaron varias cosas y luego me cuestionario el por qué no estudiaba. Se enfocaron en que debería estar estudiando y no en la calle, cuando estaba declarando, la mujer no me estaba poniendo atención, estaba con el teléfono”, indicó la mujer que prefirió dar a conocer su caso en anonimato.

Todo inició cuando en las fiestas decembrinas del año pasado, a través de convocatorias de grupos en redes sociales de “otakus”, un término japonés que se utiliza para referirse entre otras cosas, a los fanáticos de anime y manga, ella participó y esperaba convivir con amigos, sin embargo, ese día tuvo una de las peores experiencias de su vida, la primera trampa que utilizó José Luis, para ganarse su confianza.

“Cuando lo conocí fue en navidad, era menor de edad, lo vi en dos ocasiones y en las dos me fue mal, lo vi porque me iba a ir con unos amigos a Guanajuato, no sabía que era casa de él, nos quedamos de ver en La Alameda, fue como al mediodía, llegué y vi que nadie había llegado, dio la una y no llegó nadie, me fui al kiosko, que es donde se reúnen los otakus, yo tenía mi cabello azul y él me reconoció porque le habían mostrado una foto mía”, expresó la víctima.

Luis se hizo pasar como una persona segura y confiable y logró que la chica lo acompañara a una casa que tiene en el estado de Guanajuato, donde la obligó a jugar póker de prendas.

“Pasaron un par de horas y creí que era buena persona, me confié y fui con él, cuando estábamos allá, al principio fue todo relax, pero ya después como que quiso algo más, yo no quería, esa fue la primera vez. Terminó enseñándome poker y me dijo: es que no es divertido si no apuestas, me negué rotundamente y no dejé jugar porque es póker de prendas, yo no quería”, aseveró la afectada.

Con temor para escapar porque no conocía a nadie de Guanajuato, ni sabía en dónde estaba exactamente, entró en una crisis emocional y “fue cuando él se arrepintió o no sé, me ganó las ansias de decir, si este tipo me quiere hacer algo, cómo me salgo, no conozco por aquí. Fue cuando se apiadó de mi porque estaba llorando y me regresó a Querétaro”, comentó la víctima.

Aunque se alejó de él, la volvió a buscar en febrero pasado, y con facilidad para convencer, El Charro Negro con engaños, llevó a la chica a otra de sus tres casas de las dos que frecuenta en Pie de la Cuesta y una en Guanajuato.

“Fue cuando le dije que sí, creí que iban a ser fotos al aire libre, nunca me especificó ni tampoco que pregunté, que también fue mi error, me recogió, me llevó a Pie de la Cuesta, no fue a su casa, fue a otra casa que al parecer utiliza para eso. Me dijo, hay una casa donde una señora me dio su llave porque me tiene confianza”, añadió la joven.

La víctima llegó a esa casa y estaba una señora, quien al parecer tenía acuerdos con el supuesto violador.

“La señora estaba ahí, creo que ya me conocía porque me dijo, cómo estás. Estaban hablando entre ellos y yo estaba viendo videos, quería hacer un tipo canal Youtube y él se había ofrecido a ayudarme. Me dijo, si quieres te ayudo para que salgas en la cámara, como él sabe de programación, me confié, como vi a la señora me dio más confianza, pero después, él le hizo como una señal, que le dio a entender que nos dejara solos”, aseguró la denunciante.

Cuando la señora se marchó, ella desconfió y planeaba irse en poco tiempo, pero parecía un ambiente normal, hasta que Luis le obsequió un liguero y la afectada se negó a modelar.

“Me dijo: Es que compré algo para ti, qué, un liguero, para que lo uses. Y yo, no voy a usar eso, fue cuando me enojé y le dije, ya me voy y me obstruyó la puerta, no me dejó ir, fue cuando dije, esto no va bien, pero al menos estoy cerca, esa casa está enfrente de la secundaria Las Américas en Pie de la Cuesta. Dije, tengo que salirme de aquí porque esto ya no me cuadra bien. Me dijo, salió al tema mi forma de ser, me dijo no me gusta tu forma de ser y te voy a dar una lección por eso”.

Ella le dijo que era virgen para que la dejara marcharse, pero ocasionó lo contrario, pues con agresiones, El Charro Negro le prohibió la salida y sólo la aventó a la cama.

“Me dijo, o me das tu virginidad o me dejas tomarte las fotos con el liguero, no quiero hacer ninguna, le respondí, pasamos un rato discutiendo, cuando me quería ir y tomé mi mochila, me agarró de la mochila, no me dejó ir, me puso contra la pared, y fue cuando me empezó a decir: No quiero que me hagas enojar porque soy más fuerte que tú”.

José Luis despojó de las prendas a la denunciante y tomó fotografías con su celular, además, después la amenazó si denunciaba.

“De las fotos es imposible que niegues que eres tú porque tiene facciones tuyas, creo que salió parte de tu cara. Me amenazó, me dijo que si se me ocurriría demandarlo, no quedaría mucho tiempo porque tiene amistades que le pueden ayudar. Me dio a entender que podría hacer lo que quisiera con esas fotos”.

Cabe indicar que el pasado miércoles, elementos de la Policía Estatal (PoEs) aseguraron a un sujeto de aproximadamente 18 años de edad, quien fue reportado como responsable de una violación a una menor.

De acuerdo a información de la policía estatal, la detención fue en la colonia Desarrollo San Pablo, donde los oficiales se entrevistaron con la mamá de la afectada, la cual denunció y señaló que su pareja, de nombre José Luis “R”, había abusado sexualmente de su hija de tres años de edad, contando con las pruebas de los sucedido, por  lo cual, elementos de la corporación detuvieron y trasladaron al sujeto a la Agencia del Ministerio Público IV.

En redes sociales, la comunidad otakus por gustos por el anime y manga exige justicia y difunden la imagen del presunto culpable, debido a que fue puesto en libertad, según comentan algunas víctimas.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario