La UAQ mantiene paro; aún no hay pliego petitorio de estudiantes

Las y los estudiantes paristas de la UAQ, que omitieron su nombre para evitar represalias, refirieron que aún no cuentan con fecha ni horario para la entrega del pliego petitorio, ya que se mantiene en redacción en conjunto con las diversas facultades.

Por lo anterior, indicaron que el movimiento estudiantil se mantiene y pretende nombrar a un representante de cada facultad para unificar la voz de la comunidad universitaria sobre las peticiones que harán a las autoridades universitarias.

“Un movimiento que inicialmente ha sido representado por las mujeres de la comunidad estudiantil y que constantemente consideramos la nula representación de la universidad que no hace justicia a la lucha feminista, exhortamos a la comunidad estudiantil a ser empáticos, reconociendo la labor de nuestras compañeras con la intención de vislumbrar la fuerza y la resistencia que poseen, donde la finalidad principal es brindar para ellas un espacio seguro, libre de violencia y justa participación en paridad de género”.

Informaron también que el pasado 2 de octubre realizaron un memorial de los hechos del 2 de octubre de 1968 de la lucha estudiantil.

“Se realizó un memorial recordando a las y los estudiantes que participaron en el movimiento estudiantil de 1968 para seguir luchando por el respeto de nuestros derechos, los cuales lamentablemente fueron violentados dentro de la UAQ, nuestra alma mater, demandamos que se respeten y se validen nuestros derechos, mismos que tienen fundamento en los principios básicos e inherentes a la dignidad humana, este es un movimiento 100% estudiantil”.

Por su parte, la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, afirmó que está dispuesta a atender las exigencias que hacen los alumnos de las diversas facultades y reiteró que no encubre ningún caso de acoso o abuso; además, puso su renuncia en la mesa en caso de que así se demuestre.

“Si la comunidad me solicita la renuncia y se demuestra que efectivamente no estoy cumpliendo con mi trabajo, que no estoy haciendo mi trabajo, que he encubierto un solo caso o que he sido omisa yo en lo personal en su solo caso, claro porque no estoy cumpliendo con mi función, pero yo soy una persona congruente y soy una persona que trabaja por convicción, no por conveniencia, ni estoy atada a ningún partido político y por eso también se recibe de repente mucho golpe por fuera; pero lo aguantamos porque estamos trabajando por una causa común que es la universidad”, dijo.

Reconoció que la UAVIG (área encargada que se dedica a atender asuntos de violencia de género) ha sido superada, ya que no ha podido atender todos los casos, pero no por omisión, sino por falta de comunicación o limitaciones, incluso por fallas del mismo sistema o protocolos por lo que llamó a la comunidad a trabajar en conjunto.

“Con respecto a la disculpa pública yo no tengo ningún empacho, en realidad, decir que nosotros hemos realizado un trabajo que ha sido insuficiente y si hay personas que no han sido atendidas de forma adecuada, si hay personas que se han sentido agraviadas por alguna situación que esta de nuestra parte y de la cual no hemos nosotros resuelto de forma correcta, desde luego que nosotros asumimos y pedimos una disculpa pública en ese sentido porque es la parte que nos toca a la universidad, solamente estamos diciendo no es omisión ni es encubrimiento”, afirmó.

Indicó que el contexto de violencia, no solo hacía las mujeres, se presenta en el país, pero eso no significa que la universidad busque justificarse, solo expresar que la institución le ha hecho frente a esto, reconociendo que las acciones y áreas a cargo de este aún deben mejorar.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario

26 − = 16