LOS ALARMISTAS DE SIEMPRE CARSTENS NO ES MÉXICO

¿Qué renunció el gobernador del Banco de México, cuando se comprometió bajo protesta hasta el 2021? Cierto. Ain embargo quedan cuatro vicegobernadores para poderlo sustituirlo sin problema alguno. En la Junta de gobierno las decisiones son colegiadas no unipersonales ¿Entonces por qué se asustan por la desleal salida de Agustín Guillermo Carstens Carstens?

 Primero el triunfo de Donald Trump puso a temblar a muchos que por el Tratado de Libre Comercio, que por el muro, que por los inmigrantes, etcétera. Los cubanos llevan más de 50 años con un embargo comercial y financiero y hay podido sobrevivir ¿Entonces por qué tanto miedo a los gringos?

 ¿Acaso el valor de nuestra moneda o nuestra economía depende de un solo hombre llamado Agustín Carstens? Claro que no. Nuestra economía y el trabajo de millones de mexicanos es el soporte de nuestra moneda. Que se aprecia o deprecia nuestra moneda, es el juego de los perversos especuladores que le apuestan a ganar, ganar; los corredores de bolsas le imponen el precio a las monedas según sus intereses. Así muchas monedas en el rejuego internacional de los especuladores las aprecian o deprecian.

 Lo que resulta verdaderamente molesto es que en el mismo rejuego de intereses, Carstens ha estado participando. Es un economista reconocido a nivel mundial, desde siempre ha estado trabajando en el medio de las finanzas y la economía. En esta ocasión Agustín decidió apostarle a otro cargo y abandonar aquel por el cual protestó en el Senado cumplir hasta el 20121; abandonará el 30 de junio próximo la gubernatura del Banco de México.

 El señor se va a otra posición que consideró, para él, mejor posicionada y tal vez mejor pagada. Se va de gerente general al Banco Internacional de Pagos, cuya sede se localiza en Basilea Suiza; será el primer mexicano que llega a este cargo, proveniente de un país emergente;  banco creado en el año de 1930, por aquello de la primera guerra mundial, banco central de los bancos centrales, en el que participan 60 países. En este banco se dice que se centra el 95% del PIB mundial. Seguramente al mitómano empedernido de Trump no le debió gustar la invitación de que fue objeto un mexicano, cuando ha vituperado a los mexicanos a placer.

 Seguramente Carstens lo platicó con el Presidente de la República antes de tomar la decisión. Para algunos, aquellos que ven conflictos por doquier, piensan que Agustín tomó la decisión por los problemas con el Secretario Hacienda; o por aquello de los problemas que tenderemos con la llegada de Trump a la presidencia de los EUA, de ahí su huida.

 Carstens ha estado trabajando para organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI); en el Consejo de Estabilidad Financiera  y en el Banco Mundial (BM); ya fue consejero del Banco Internacional de Pagos;  asimismo en la Secretaría de Hacienda en gobiernos panistas y priistas y por supuesto actualmente como gobernador en el Banco de México.

 El señor ha recibido reconocimientos internacionales por sus aportaciones en materia de estabilidad económica. En su nueva responsabilidad que iniciará hasta octubre de 2017, llevará a cabo tareas de coordinación y cooperación entre bancos centrales, en materia de estabilidad monetaria y financiera mundial.

 Por eso no es casual que el Consejo de Administración del (BIS), por medio del Comité de Nominación, haya tomado la decisión de invitar a Carstens; este consejo lo conforman  los gobernadores de los bancos centrales de Alemania, Inglaterra, Banco Central Europeo, de Japón, Francia y la Reserva Federal de los EUA.

 Total que si bien “tira la toalla” en el cargo que aceptó cumplir hasta 2021, la oportunidad profesional que se le presenta  a Carstens es única. Ahora que, pensando como seguramente lo hizo, desde ese lugar podría ayudar a México, dado que nuestro país también forma parte de ese Banco de Pagos Internacionales. Sin lugar a dudas que se trata de un nombramiento en reconocimiento a la experiencia de un mexicano por su excelente trabajo en materia financiera.

 En tanto en México nada debe alterar el rumbo de la economía –macro- de nuestro país –la micro es la pésima, no llega a los bolsillos de millones de mexicanos-; por el contrario, deberá ser un aliciente que Agustín, desde aquella sede, pueda dar un espaldarazo a nivel internacional de la catorceava economía mundial: la mexicana. Nada de que espantarse, ni por su salida de Carstens, ni por la llegada de Trump. Cuba ha resistido más de 50 años a un inhumano bloque económico y financiero impuesto por los EUA y sigue en pie.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario