Murió el último rey del mariachi, Vicente Fernández

El artista mexicano, de 81 años, llevaba internado más de 5 meses en un hospital de Guadalajara y murió a las 6:15 de este domingo.

La muerte de Chente es el final de una era, la de los artistas puramente rancheros.

Nació el 17 de febrero de 1940 en el pueblo de Huentitán El Alto, en el estado de Jalisco. Pasó la mayor parte de su niñez en el rancho de su padre, Ramón Fernández. Siempre dijo que su sueño de ser artista se realizó gracias al apoyo de su madre, Paula Gómez de Fernández, quién lo impulsó a aprender música folclórica y lo llevaba al cine.

Se casó en 1964 con su eterno amor Cuquita, María del Refugio y con quién tuvo a sus hijos Vicente Fernández JR y Alejandro Fernández.

A lo largo de su carrera, Vicente Fernández vendió más de 60 millones de discos e imponiendo grandes éxitos en el corazón de México y el mundo, tales como Por tu maldito amor, Estos Celos, La penca de un maguey, Volver Volver, El Rey, Mujeres divinas, Acá entre nos, Un millón de primaveras, Hermoso carillo, entre muchas otras dando un total de más de 100 albums discrofragicos de la música regional, grabados con banda sinaloense, mariachi, norteño, bolero y tambora entre los principales.

Por más de 45 años Fernández mantuvo su posición como el más grande cantante vivo de México, siempre haciendo honor a las raíces campiranas de la música ranchera, es uno de los grandes intérpretes del cantautores José Alfredo Jiménez, Agustín Lara y Cuco Sánchez.

Grabó al lado de casi todos los grandes rancheros de la época y de otros grandes artistas como Lalo Gonzales El Piporro, Lola Beltrán, Vikki Car, Celia Cruz, Angélica María, Javier Solís, Roberto Carlos, Aída Cuevas, Ana Gabriel, Tony Benett, José José, Leo Dan, Paquita la del Barrio, Juan Gabriel, Armando Manzanero, Alberto Vázquez, Antonio Aguilar, Lucha Villa y Pedro Vargas, entre muchos otros, por supuesto con sus dos hijos y su nieto Alex Fernández.

En 1975 le ofrecieron su primer protagónico en el filme “La Ley del Monte”, que también tomó el nombre a una de sus canciones más famosas, posteriormente grabó más de 30 películas, entre las que destacan están, Mi querido viejo, por tu maldito amor, el sinvergüenza, el arracadas, juan Charrasqueado y Gabino Barrera, Picardía Mexicana, La Ley del Monte, El Albañil y Jalisco Nunca Pierde.

El Charro de Huentitán sin duda alguna es un ídolo y su música quedará para la eternidad musical, siendo uno de los más grandes dignatarios de la música y de las personalidad más reconocidas de México.

Descanse en paz, Vicente Fernández Gómez.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario

7 + 1 =