Tallulah el jazz fresco e innovador en el Hay Festival Online

5 jóvenes universitarios  de Querétaro, encontraron su conexión a través de la música tocando distintos tipos de instrumentos, logrando así  la conformación de la banda Tallulah en 2016.
Dicha banda está integrada por Erick Fermin Santamaria en el saxofón, Octavio Monroy en el bajo eléctrico, Alejandro Fierros en el trombón, Ricardo Barrios en la guitarra eléctrica y Luis Javier Zuñiga en la batería; siendo el Jazz su principal eje musical  con una combinación de  funk, soul, hip hop, rock progresivo y el estilo del hard pop de los 50´s.
Su participación en distintos festivales en Querétaro como  Jazz de Verano, Maxei, Jazz de la UAQ y distintos foros y escenarios, han llevado a la joven banda a tener bastante popularidad entre el público, postulándose como uno de los mejores grupos de dicho género.
“Hemos tenido una trayectoria a través de mucho esfuerzo y dedicación y sobre todo de mis compañeros que se rifan cada vez en los ensayos, ya casi nos vemos de nuevo en los escenarios, hay que echarle muchas ganas” Erick Fermin, Saxofón.
Durante el confinamiento de la pandemia covid-19 los músicos no dejaron sus ensayos personales, los cuales son parte de su pasión y distracción diaria. El empeño al proyecto que cada uno ha dedicado es notorio en sus ya cerca de 8 composiciones propias.
Actualmente la banda está en proceso de grabar su primer discografía en la que contemplan distintos covers Jazz adaptados al estilo de la banda.
“Nos dejamos de ver unas semanas y se notó la diferencia en el progreso que cada quien lleva, es algo muy padre y digno de reconocerse. La música es parte de un lenguaje, el lenguaje del jazz lo puedes hacer en cualquier tipo de sonidos, suaves o más agresivos. Cada banda y cada canción tiene una identidad diferente..” Ricardo Barrios, guitarrista de la banda.
La presentación del Hay Festival donde distintas personalidades de la cultura a nivel mundial expusieron su talento, presentó a Tallulah quienes engalanaron con un concierto transmisión en vivo,  presentaron distintos temas de su repertorio selecto, así como un reto a la nueva experiencia de un concierto online como formato de la nueva normalidad.
“Una oportunidad y una experiencia poder participar en este tipo de de festivales online, somos parte de la evolución que está teniendo la industria, el funcionamiento de la música actualmente.No hay muchos toquines presenciales, no hemos buscado alternativas, ojalá haya apoyo de las autoridades correspondientes para que se puedan hacer más toquines en estadios y lugares abiertos, adaptar la música a la nueva normalidad.”
Por más de cuarenta minutos tocaron temas como “Cat catching a bird” “La rebelión de los electrodomésticos” y “Reason in disguise”, contando con el acompañamiento de Aldo González Torres en las percusiones con los ritmos caribeños, y la voz de Pao Martinez quien inyectó un estilo propio junto a la banda.
“Al momento de improvisar creo que te olvidas de todo y dejas que la música se exprese a través de ti, es la voz del alma saliendo. Puedes pensar en que quieres tocar pero a veces tus dedos son mañosos, agarran cosas que no quieres, pero la gente siempre busca la forma de irse expresando entre todo eso medio abstracto”.
Ricardo Barrios en entrevista para Reqronexion compartió la necesidad y falta de medios y foros para difundir la música Jazz, para  seguir creciendo profesional  y personalmente dentro del proyecto.
“Actualmente hemos decidido ir buscando la manera de difundir nuestra música. Hace falta más vías de expresión en redes, plataformas y difusión. Para nosotros ha sido difícil que la gente nos escuche, pero la música llega a quien nos tiene que escuchar, hacen falta vías para que a la gente pueda llegar el Jazz, Queremos seguir, lo que tenga que durar el proyecto, sentirnos satisfechos, no se que pasara en el futuro, estamos intentando conseguir escenarios, salir de querétaro sería una motivante para seguir echándole”.
Tallulah es una de las grandes propuestas musicales juveniles actuales, su estilo fresco e innovador invita al público a explorar las melodías generadas por cada instrumento, descubriendo su propia percepción a través de cada tema.
“No se si se sientan felices o tristes al momento que escuchen, pero todas las canciones van cargadas de muchas emociones distintas, ojalá que alguien las pueda interpretar, porque nosotros no podemos”, concluyó.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario