¡DESESPERADOS! HÉCTOR PARRA

TRAS LA VERDAD

Algunos medios de comunicación quieren llevarse la primicia de la detención de Javier Duarte de Ochoa, gobernador con licencia de Veracruz, quienes han errado en varias ocasiones; este día un medio difundía la detención, acompañada de balacera. Pero nada hasta ahora ¡Andan desesperados!

 Más de alguno ha comentado que, debido al fuero constitucional de cual goza el gobernador con licencia, no se le podía detener, hasta después de la declaración de procedencia o bien, concluyendo el mandado hasta el 30 de noviembre próximo. Mientras tanto es intocable.

 Falso. En tanto Javier Duarte de Ochoa dejó el ejercicio de la función de gobernador, en ese momento el gobernador interino se quedó sin la garantía constitucional; no puede haber dos servidores públicos que gocen del mismo fuero, de tal suerte que Duarte de Ochoa ya no goza del fuero constitucional, dado que es una excepción de privilegio que se otorga en tanto ejercen alguno de los cargos que refiere el artículo 111 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y no es el caso de Duarte. Este señor ya no goza del fuero constitucional.

 Hace varios meses que la PGR venía investigando tanto a Duarte como a Miguel Ángel Yunes Linares, por la presunta comisión de varios delitos. Hasta aquí nada nuevo. Ahora bien. Conforme a las nuevas reglas establecidas tanto en la Constitución Política de los Estados Unidos, en sus numerales 16 y 20 –entre otros- así como en el Código Nacional de Procedimientos Penales, todo inculpado es inocente hasta en tanto no se demuestre lo contrario. No se pueden llevar a cabo detenciones arbitrarias, al menos bajo el amparo de la ley. Aunque la trampas continúan en agravio de los débiles.

 Por lo tanto, estos pillos, sobre todo Javier Duarte  –y cualquier otro presunto responsable- goza de los privilegios que otorga la Constitución, al igual que lo establece la norma procesal. Ahora que, otros empiezan a culpar a la PGR de negligente por no haberlos detenido, al igual que con el exgobernador Padrés, del estado de Sonora. Este segundo ya se encuentra sustraído de la acción de la justicia federal, hay orden de aprehensión en su contra.

 Considero que la PGR, como lo han hecho en muchos otros casos, bien pudo solicitar al juez competente concediera la orden de arraigo y mantener bajo la tutela de la autoridad a los presuntos responsables. Así las cosas, uno ya estaría siendo procesado y el otro habría dado inicio su causa penal. Y ninguno de los dos se les hubiera del alcance de la justicia, de ahí la negligencia imputable a la PGR, entiéndase la dama Procuradora ¿Acaso son protegidos por la clase política? Total, Margarita Zavala reconoce que todos los partidos políticos son corruptos, unos más que otros, pero todos corruptos. Hay otros exgobernadores que también debieran ser perseguidos, pero como miembros del “clan” son perdonados.

 Ahora que si confiamos en las autoridades y su “grupo de inteligencia”, seguramente pronto los detendrán; el claro ejemplo de la “eficiencia” en las detenciones, es el del “Chapo” Guzmán, quien ha sido detenido por las actuales autoridades hasta en dos ocasiones, habiéndose fugado de penales de máxima seguridad. Así las cosas, es solo cuestión de tiempo  ¡No desesperen!

 Seguramente vendrán los amparos y demás recursos legales que otorga la ley a los gobernados, eso hará más tortuosa la aplicación de la justicia. Y con un séquito de abogaos que los defiendan, seguramente tardará más el asunto.

 Por lo pronto ambos “pillos” son inocentes hasta en tano no se demuestre lo contrario y esto sucederá cuando el juez de la causa dicte sentencia y esta quede firme y cause estado. Serán muy interesantes los procedimientos bajo el nuevo esquema procesal penal, con audiencias públicas. No hay que olvidar el asunto de Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador electo, quien también es investigado por enriquecimiento inexplicable hasta por más de 400 millones de pesos. Hasta entonces sigue el juego ¡No desesperen!

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario