“El transporte público metropolitano de Querétaro: disección del ´Frankestein´ urbano”. Jesús Roldán Acosta.

“Frecuencias”.

El próximo 24 de mayo, el sistema del transporte público metropolitano, conocido como la “RedQ” estará cumpliendo 1 año con 9 meses de haber entrado en operación. Por cierto, antes de que iniciara la operación de esa “Red”, existían 74 rutas de transporte.

Justo es de reconocer que desde tiempos inmemoriables, en la capital del estado de Querétaro, muchas han sido las constantes críticas externadas por los usuarios del servicio del transporte público metropolitano.

Sin embargo, se pretendía que con la “modernización” ese servicio mejoraría.

Recordemos que sus orígenes datan de la previa planificación e instrumentación de acciones, en parte éstas le correspondieron a Roberto Loyola Vera, cuando fungía como Secretario General de Gobierno, en la actual administración del gobernador José Eduardo Calzada Rovirosa; Loyola Vera, posteriormente le pasó los bártulos al actual titular de esa cartera, Jorge López-Portillo Tostado para irse postulado por el PRI, a la campaña por la presidencia del Municipio de Querétaro.

Transcurrió poco más de un año, para que el día 24 de agosto del año 2013, entrara en operación el Proyecto de Modernización del Transporte denominado “Red Q”. Desde el inicio de la “Red Q”, hasta marzo del 2013, se compraron 441 camiones nuevos, según refirió, en su momento Calzada Rovirosa; un año antes, únicamente se habían adquirido sólo 16 nuevos autobuses. Con “RedQ”, desaparecieron 14 rutas que fueron fusionadas o combinadas.

De acuerdo a datos suministrados por el Instituto Queretano del Transporte, al inicio de “Red Q”, ingresaban diariamente un promedio de 680 quejas, éstas  representan poco más de 19 mil 040 denuncias mensuales.

En 2014, el Instituto Queretano del Transporte recibió 799 quejas en contra del deficiente sistema “RedQ”.

Con base en un documento recibido vía el acceso a la información, 1, 146 es la cantidad de unidades que conforman actualmente el sistema de transporte de la “RedQ”. Por cierto, según declaraciones públicas externadas por Jorge López-Portillo Tostado, a inicios del presente año, “259 unidades de transporte operaban en condiciones desfavorables”.

Un par de meses después (el día 26 de marzo del 2015), López-Portillo Tostado señalaba que en la zona metropolitana laboraban 1, 600 choferes.

Cabe mencionar que con “RedQ” desaparecieron 14 rutas, mismas que fueron fusionadas o combinadas; con ello, los problemas para los varios miles de usuarios que a diario abordan y utilizan el transporte público se magnificó, ya que deben pagar hasta dos veces, cuando antes únicamente utilizaban un  autobús; muchas veces se bajan de uno y tienen que caminar grandes distancias para subirse a otro, los costos diarios por ese servicio merman sus recursos monetarios.

Se estima que las familias de Querétaro gastan poco más del 40% de sus ingresos para el uso del transporte público.

Es un verdadero “viacrucis” para los más de 600 mil personas que diario hacen uso  del transporte público y que por real necesidad tienen que utilizarlo.

Para muchas personas la “RedQ” es un fracaso, lo que de inicio se anunciara con “bombo y platillos”, no corresponde con la realidad urbana. Sin duda, ese importante “paquete” y a esa encrucijada cotidiana el próximo gobernador le tendrá que entrar y “agarrar el toro por los cuernos”, atendiendo en el incremento de la cobertura y ampliación de rutas y de horarios de servicio, sin descuidar la calidad en la prestación del servicio del transporte público.

Algunos entendidos consideran que si llegara a la alta magistratura estatal Roberto Loyola Vera, sólo se harían “cambios cosméticos” y no de fondo; mientras que otros señalan que, en caso de que Francisco Domínguez Servién logre el triunfo electoral el próximo 7 de junio, sí habrían reformas a fondo en ese sistema de transporte público.

A propósito, en la mañana de ayer lunes, “Pancho” Domínguez, -acompañado del candidato  a la presidencia municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega- anunció en un Auditorio de la Facultad de Contaduría y Administración de la UAQ, colmado de estudiantes, que de ganar la gubernatura del estado de Querétaro daría instrucciones, para que a los estudiantes se les otorgue un 50% del descuento en el pago del pasaje y se haría la condonación total del pago del pasaje a las mujeres y a los adultos mayores.

En la actualidad, son 11 las empresas que conforman “Red Q”: City Bus; Bus Control; Nueva Generación de Querétaro; Liberación Camionera; Transporte Urbano de Querétaro; Enlaces Metropolitanos Acueducto; Urban Bus de Querétaro; Autobuses Libertadores; Autotransportes y Servicios El Cuervo; Max Xpress Urbano; y, Taxibuses Metropolitanos de Querétaro.

Por cierto, cada concesionario se encarga de la contratación de su personal y de elegir las condiciones laborales, de acuerdo con lo estipulado por sus propias políticas.

El denominado “Colectivo de Operadores y Usuarios Unidos del Transporte”, ha denunciado desde el 2014, que el sistema de modernización del transporte es un fracaso. Esta organización reúne a choferes y trabajadores del transporte público, quienes señalan varias deficiencias, tales como: Rutas mal planeadas, así como ajustes drásticos en el horario del servicio, después de las 10 de la noche ya no se aprecian autobuses llevando pasajeros; la gente por necesidad tienen que pagar el servicio de taxis, que por cierto, son caros y en muchas ocasiones, la calidad del servicio de éstos dejan mucho que desear.

Mucho se tendrá que trabajar y a marchas forzadas para la prestación del servicio transporte público metropolitano, porque, de lo contrario, ese “Frankestein” creado por las autoridades estatales podría ser de mayúsculas proporciones.

Correo: jroldanacosta@hotmail.com Twitter:@Jroldana

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario