Home » Congreso » Impulsa Gilberto Herrera que educación, ciencia y tecnología tengan presupuesto seguro

Impulsa Gilberto Herrera que educación, ciencia y tecnología tengan presupuesto seguro

Presentó dos iniciativas al respecto que, por su importancia y beneficio para la población, también fueron respaldadas por senadores de todas las bancadas.

Previo a iniciar su periodo de licencia, el Senador Gilberto Herrera Ruiz presentó a ese pleno legislativo dos reformas que tienen relación entre sí: por una parte, planteó un mecanismo para que México pueda garantizar a los jóvenes su derecho a la educación pública; y por otra, propuso mejores condiciones para el desarrollo de ciencia y la tecnología mexicana, como elementos capaces de transformar la realidad humana, social y económica del país.

“Debemos entender que la soberanía de este país se está jugando en nuestras escuelas y universidades y que no son solamente sitios para adquirir conocimientos, son -por excelencia- los lugares donde se cimientan los sueños. Tenemos que sacar a nuestros niños y jóvenes de la desesperanza, tenemos que sembrar en ellos la certeza de que podemos construir un país distinto al que hoy tenemos. Queremos que sepan que México es un país donde pueden volver a soñar”, expresó el también exrector de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Respecto a la primera iniciativa, el senador propuso reformar el Artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para garantizar que la educación pública reciba el 20 por ciento del presupuesto federal y así blindar la inversión que se hace a este sector para que no pueda reducirse el recurso que se le destina; por el contrario, que siempre sea creciente en términos reales, al considerarse la inflación del año anterior.

Actualmente, se destina el 15% del presupuesto federal a educación y queremos incrementar esa inversión en 5% para llegar a 20%. Ese aumento no es excesivo, pero sí necesario ante la realidad de desigualdad tan profunda que se vive, la cual podemos palpar en nuestras escuelas que no tienen condiciones mínimas dignas para educar a nuestros niños y en la cantidad creciente de jóvenes que no tienen lugar en nuestras universidades”, expresó el senador queretano.

Herrera Ruiz puntualizó que, de acuerdo con los análisis presupuestales del sector, la iniciativa contempla que del 20%, 11.5% sea para la educación básica, 3.5% a media superior y 5% a educación superior.

Agregó que esta propuesta se suma al planteamiento de que sea obligatoria toda la educación hasta el nivel superior y, por ello, también se busca que todas las entidades federativas y municipios se comprometan con sus universidades estatales, para lograr homologar el presupuesto que reciben estas instituciones por parte de la Federación, bajo el esquema de peso a peso.

“Las universidades estatales son eso, estatales, no nacionales. Los gobiernos de las entidades federativas deben asumir la responsabilidad que tienen con sus instituciones y eso es apremiante”, enfatizó.

Aunado a esto, la iniciativa busca que el presupuesto a la educación superior se distribuya de manera equitativa entre las instituciones de este nivel, tomando en cuenta el número de estudiantes que tiene cada una, pues dijo que “no podemos continuar teniendo instituciones de primera y otras de segunda. Creemos necesario y justo que los estudiantes de cualquier región del país reciban la misma inversión que tienen los jóvenes que se forman en las grandes instituciones nacionales”.

“Esta iniciativa blinda de recortes y evita que en las crisis económicas se sacrifique al sector educativo. Establecer esto en nuestra Carta Magna es reconocer el valor e importancia que tiene la educación como motor para el desarrollo del país”, aseguró.

 Fortalecer la ciencia y la tecnología como detonadores del desarrollo

Con el propósito de potenciar los resultados de la inversión que se haga en la educación pública, el senador Gilberto Herrera expuso en la segunda iniciativa la pertinencia de fortalecer el desarrollo de la ciencia y la tecnología de México, y lograr un vínculo sólido entre estas labores y la industria, consciente de que “la mayor riqueza que tiene un país no está en la materia prima, sino en la materia gris de su gente y en la capacidad que tenga para resolver sus problemas”.

En este sentido, propuso reformar la Ley de Ciencia y Tecnología, del Impuesto sobre la Renta, así como la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, para que el presupuesto destinado a este sector sea progresivo e irreductible.

A través de esta iniciativa se contempla que las grandes empresas del Estado inviertan en ciencia y tecnología el .5% de sus ventas y que este esquema se replique en el sector privado; y se prevé duplicar los estímulos fiscales al lograr afianzar el trabajo conjunto entre el sector empresarial y las Instituciones de Educación Superior y Centros Públicos de Investigación.

Asimismo, esta iniciativa prevé fijar que las compras del sector público deberán realizarse a empresas mexicanas que inviertan en ciencia y tecnología.

“La ciencia y la tecnología deben ser detonadores del desarrollo de México. A este país debemos construirlo nosotros y para ello debemos revertir la inercia de seguir comprando al extranjero el 97% de la tecnología que consumimos. Así como existe el sueño americano, es nuestra responsabilidad forjar el sueño mexicano a partir de nuestra capacidad de resolver nuestros propios problemas y necesidades”, señaló.

About admin

Deja un comentario

Tu dirección de mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

24hrasL