LOS RETENES POR EL ALCOHOLÍMETRO Y LA SOCIEDAD

TRAS LA VERDAD

Febrero 20 de 2016

La moda “del torito” impuesta en el DF, permeó en la ciudad capital de nuestro estado. Se trata de detener a todo aquel que maneje vehículo de motor en estado de ebriedad y remitirlo al juzgado cívico para internarlo en la “cárcel municipal”, por falta administrativa, imponiéndole severas multas según el grado de alcohol que registre el aparato denominado alcoholímetro, aparato confiable de medición alcohólica científicamente comprobado.

Nada nuevo en Querétaro, ya el mismo presidente municipal, Marcos Aguilar Vega, siendo diputado local en la Quincuagésima Sexta Legislatura, presidiendo entonces la Comisión de Tránsito, Vialidad y Autotransporte, aprobó la iniciativa presentada por el entonces presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Adolfo Ortega Osorio. Las multas iban hasta los 11 mil, 340 pesos. La Ley de Tránsito se reformó.

La iniciativa se presentaba el 8 de junio de 2010, aprobada en  mayo de 2011 y desde entonces el alcoholímetro entró en vigor en Querétaro, dado que se trata de una Ley de aplicación en todo el estado para aquellas personas –hombres o mujeres- que se alcoholizan después de estar el alguna fiesta, restaurante, cantina o antro. En países avanzados en esta materia –Rusia- los empresarios se preocupan por los clientes para evitar accidentes automovilísticos.  Aplica esta medida preventiva para evitar accidentes. Varias marcas de bebidas alcohólicas han explorado la idea de fomentar el consumo responsable a través de estrategias Below de line. Una de las estrategias de comunicación se centra en evitar que los consumidores conduzcan en estado de ebriedad.

Sobe esa línea, la agencia Friends, en Moscú, trabajó con la marca Martini para crear la Tekmehome Machine, es una máquina que funciona como un alcoholímetro y permite a los clientes de bares y clubes medir el índice de alcohol en su sangre y determinar si son aptos o no para conducir. Cada vez que un cliente pide un Martini, se le entrega un popote que se coloca en la máquina para medir el grado de alcohol. Si este excede el límite permitido los clientes reciben un descuento del 30% en el servicio de taxis. La máquina solicita el número telefónico de la persona y esta recibirá una llamada del servicio de taxis y acuerda la hora de recogerlo.

Esto es trabajar en bien de la sociedad y proteger a la misma, tanto al tomador de alcohol, como a las personas que pudieran sufrir un accidente por culpa de automovilistas alcoholizados como ha sucedido con frecuencia en Querétaro. Dada la experiencia en la materia, el hoy presidente municipal Marcos Aguilar, promovió ahora la reforma a su reglamento municipal para imponer multas a quienes rebasen los límites permitidos de alcohol en la sangre.

Soplar dos veces, un derecho. Si el conductor insiste en su inocencia, los agentes de tránsito están obligados a realizar segunda muestra después de tomada la primera con el fin de estar seguros de que el alcohol no estaba concentrado en boca, sino que, en realidad, fue absorbido por el cuerpo ¿Qué tiene que ver el aliento con la sangre?
El etanol es volátil, de ahí que la cantidad de alcohol, en proporción a la concentración de la sangre, pasa a los sacos de aire alveolar de los pulmones, al igual que el dióxido de carbono sale de la sangre, entra a los pulmones y es exhalado del cuerpo. Por eso es posible analizar una muestra de aire alveolar para determinar la concentración alcohólica del aliento y predecir su presencia en la sangre. Tenga en cuenta,
cuanto más tome, más alta la concentración de alcohol en la sangre. Cuanto más rápido tome, más pronto alcanzará una alta concentración en la sangre. Las mujeres tienen más agua y menos grasa por libra de peso, de ahí que el alcohol se concentre más en ellas. Cuanto más pesado, más agua tiene el cuerpo y menos concentración de alcohol tendrá. Comer algo antes de tomar hace más lenta la absorción de alcohol en la sangre.

De tal suerte que si bien la medida de las multas por manejar en estado de ebriedad parecieran exageradas, es una advertencia para evitar el consumo excesivo del alcohol y manejar vehículo de motor. Sin embargo, de manera concomitante la autoridad debiera implementar medidas alternas para apoyar a la ciudadanía; primero, para evitar el consumo excesivo de alcohol, en caso contrario, hacer lo mismo que en Moscú ¿No le parece?

Héctor Parra

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario