Esta noche Gallos se juega el pase a la Liguilla.

No hay mañana para los plumíferos; Querétaro debe ganar por cualquier marcador y esperar algunos resultados para aspirar a la calificación.

No hay de otra. Después de una temporada tan contrastante en la que sólo cosecharon cinco puntos en los primeros ocho partidos y después han sumado 18 de los siguientes 24, Gallos Blancos llegará a la última jornada con aspiraciones de Liguilla y casi con el destino en sus manos para pelear por el título.

Víctor Manuel Vucetich ha hecho ciertos los pronósticos que lo colocan como el “Rey Midas” y desde su llegada el cuadro emplumado sufrió un cambio que lo tiene a las puertas de la Fiesta Grande y con la obligación de vencer a unos eliminados Jaguares para meterse entre los ocho mejores de la competencia y ver, por primera vez, a Ronaldinho en una fase definitoria.

Querétaro debe conseguir las tres unidades y luego esperar a que Toluca no gane además de que Santos, Xolos o Cruz Azul no ganen o que el América caiga en su visita al Jalisco ante el Atlas.

Sin embargo, la diferencia de goles puede ser factor clave para desempate. Los Gallos tienen diferencia de +1, Toluca +2, Santos +3 y Xolos +4 por lo que el meter la mayor cantidad de tantos posibles ante los chiapanecos también será importante para acercarse más a la Liguilla.

En frente tendrán a unos apagados Jaguares que simplemente no pudieron con la encomienda de acceder a la Fiesta Grande. Sin la presión de pelear por no descender, los de Sergio Bueno se relajaron y apenas suman 20 puntos que los tienen fuera.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario

9 + 1 =